Las sombrillas de playa son un recurso fundamental de los hoteles que ayudan a satisfacer las necesidades de los clientes. Debido a su importancia, es importante elegir sombrillas de playa de la máxima calidad, que hayan sido confeccionadas con materiales que realmente cumplan  y soporten el paso del tiempo.

De entre todas las opciones disponibles, la mejor opción son las sombrillas de playa de esparto, siendo una buena alternativa a otros materiales como el brezo.

Sin más preámbulos, vamos a detallar algunas de las ventajas.

Ventajas de las sombrillas de esparto frente a otros materiales

  • Resistentes: No se deteriorarán ante condiciones climatológicas adversas, como puede ser un sol intenso, lluvias o viento.

Un problema muy habitual de la mayoría de las sombrillas es que tardan mucho en secarse, sobre todo si el ambiente es muy húmedo. Esto hace que se genere humedad y que al final no nos quede otra que tirar la sombrilla.

Las sombrillas de playa de esparto tardan muy poco tiempo en secarse si se mojan, por lo que será prácticamente imposible que desarrollen humedad.

  • Durabilidad: Están confeccionadas con un tipo de material rígido y resistente. El esparto mejora la vida útil del tipo de elemento al que dan forma, tanto cómo si es una sombrilla, una persiana, o cualquier otra cosa. Gracias a esto empezaremos a amortizar la inversión desde el primer momento en el que las empecemos a usar.

Duran mucho más tiempo que otros modelos, estando siempre en inmejorables condiciones.

  • Funcionalidad: La forma de las sombrillas de esparto es trenzada; así se consigue que el aire pueda pasar a través de las mismas, haciendo que la estancia esté ventilada. Es decir, que no permiten que pase el sol, pero sí el aire, siendo un buena alternativa para evitar entornos demasiado calurosos cuando suben las temperaturas.
  • Mantenimiento: El mantenimiento de una sombrilla de esparto es muy sencillo; bastará con limpiarlas de vez en cuando para que luzcan como el primer día.
  • Originalidad: Aunque cada vez son más los hoteles los que se decantan por este tipo de sombrilla, lo cierto es que todavía no es un producto muy conocido. Esto hace que el cliente se quede muy sorprendido desde el primer momento en el que se la encuentra.

Los administradores de los hoteles se distinguen de sus competidores con ellas, incluso hasta las utilizan como un elegante recurso decorativo. Son muy originales y le dan un toque saludable a todo el entorno.

  • Fáciles de combinar: Es fácil crear una decoración unificada utilizando sombrillas de esparto. Ahora bien, habrá que tener en cuenta el resto de elementos para que ninguno quede fuera de lugar.
  • Buena relación entre calidad y precio: Además, tienen un precio bastante ajustado, pero en ningún momento sacrifican en cuanto a calidad se refiere. El coste se adaptará a todo tipo de bolsillo.

Considerando este nivel de prestaciones podemos hacernos una idea de porque son las sombrillas preferidas por los hoteles.